viernes, abril 18, 2008

BAFICI 08: La Decana de los progamadores del BAFICI.

Violeta Bava es la progamadora que, de alguna manera, elegimos para que represente a todos los programadores de grilla de películas del festival, que han pasado, continúan y vendrán.

Con el desafío que implica diseñar la programación de filmes que se exhibirán en el BAFICI cada año.
Gentilmente nos brinda cinco (5) minutos de su apretadísima agenda de trabajo y nos cuenta su experiencia en lo más comprometido de la cadena de Gestión Cultural:la toma de decisiones de contenido.


"Estudié Artes Combinadas en la UBA, por consejo de algunos profesores me lancé a la búsqueda de trabajo en gestión cultural.
En el año 1998, el BAFICI era un proyecto embrionario, ni siquiera se pensaba en sostenerlo con una continuidad, se pensaba como una experiencia piloto.
Era muy conocida la inquietud del por ese entonces Secretario de Cultura, Darío Lopérfido en crear un festival de cine independiente, cine arte, en fin, un cine que siempre tuvo un público amplio, a no olvidar que Bergman, fuera de Suecia, se lo descubrió aquí, en Buenos Aires".
Así que fuí aceptada a integrar el staff, cuando faltaban tan solo dos meses para que se largue el festival.
Los puestos grandes ya estaban cubiertos, el tiempo no sobraba, mas bien era escaso y me zambullí.
Comencé trabajando cómo "angel", es decir recibiendo y traduciendo a los invitados internacionales.
Luego pasé a la coordinación de las Actividades Especiales tales como workshops, conferencias especiales, etc.
Posteriormente pasé a co-organiznar el BAL dentro del Festival.
Y luego, el Gran Salto:el área de programación, lo cual fue el momento mas emocionante.
Mi experiencia en asistir a festivales internacionales y a moverme con agilidad en el ambiente festivalero, me dieron la oportunidad de formar parte del equipo de programación.
Qué siento al tener en mis manos una buena parte del poder para armar la grilla, el contenido? Por una parte, la extraña melange de gozar de un enorme privilegio y sentir a la vez sobre mis hombros mi parte de responsabilidad.
No pienso en lo que se supone que el publico espera, lo que el sistema del cine aguarda o mis preferencias personales me tienten.
Elijo los filmes de acuerdo a una convicción consecuentemente profesional:a aquellas obras que realmente presenten sólida calidad y que sea representativa del momento y estado actual de su producción.
La estatura de la obra cinemátográfica, lo que significó para los realizadores y la comunidad sobre la cual trabaja.
El compromiso y proyección cómo marca de prestigio de contenido, que va evolucionando la personalidad que toma el BAFICI a cada año.
Las obras, la realidad de los realizadores y sistemas de distribución mutan en forma vertiginosa:hoy el panorama es absolutamente distinto en el mundo entero y sobretodo en nuestro país.
En diez años pasaron demasiadas cosas, obstáculos y ventajas que se nos presentan a todos.
El boom de las escuelas de cine con sus enormes legiones de alumnos, el descubrimiento por parte de los jóvenes del Cine de Arte, los espectadores de siempre que educan a sus hijos en el gusto por el buen cine, la web que facilita el acceder a información en tiempo real...
El público se apropió del BAFICI, que es lo mejor que podría haber sucedido, ya que el festival ha continuado y crecido por la fidelidad del público, pese a los sacudones de las circunstancias del país y los contínuos cambios de partidos gobernantes del Gobierno de la Ciudad.
Que haya cumplido diez años éste festival tal vez sea uno de los acontecimientos culturales históricos de ésta ciudad, desde el afianzamiento de la democracia.
Son diez años de trabajo contínuo, mío y de muchos más.
Se trabaja todo un año para que ésto salga mejor que el año precedente.
Sentir el pulso constante de la Industria, incentivarla y fomentarla enérgicamente.
Pero con un claro énfasis en lo que concierne a la Calidad de Obra de Arte Cinematográfica.
El BAFICI ya es un bien de Buenos Aires que se proyecta al mundo.
Eso significa que nuestro trabajo, y el apoyo del público, valió realmente la pena".
Violeta posa superespontánea para las fotos y, alta cómo es, toma vuelo hacia alguna charla, balance, entrevista.
O, porque no, alguna distendida cena para descomprimir el lógico stress en medio de la etapa más caliente del BAFICI, la segunda semana.
Gracias, Violeta:te dejamos seguir trabajando!

3 comentarios:

Cynega dijo...

Balance de la 10º edición del BAFICI y algunas estadísticas en: www.cynega.com.ar
¡Saludos!
Cynega

Jan dijo...

Qué bueno encontrar un blog suyo. Casi de casualidad lo vi, por un post sobre Kiwi Sainz. Hace tiempo que no leía nada tuyo, creo que desde la defunción de Venus.

Saludos

juan imassi dijo...

querido jorge:
te envío el material, las fotos y el video de:

300 ocuparaon las escalinatas.La seguridad del shopping no pudo impedirlo.Se presentó Desmemorias, en el "marco" del Bafici.

estan en www.juanimassi.blogspot.com

y preparate feria del libro.