miércoles, junio 20, 2007

Las preguntas de siempre, con respuestas diferentes.

Ya nadie duda de que en éste año, la renovada orgía de vernisagges -en la cual nado indómito- bordea nuevamente la saturación.
El calendario anual de muestras, es una recta numérica de pasos y acciones de los actores del circuito o simplemente se apilan los eventos?
Surgen nuevos artistas inquietantes?
O los que vienen remándola, ya estaan favorecidos tácitamente por una nomenklatura que todo lo decide?
Repreguntarse los atributos, alcances y naturaleza del arte de Buenos Aires y buena parte del interior, nos suena como ese momento inevitable de todos las clínicas habidas y por haber.
Los más veteranos que han despejado su camino de las malezas y las telarañas de las modas y los chamuyos circunstanciales, nos dirán que arte hay uno sólo:Munch, Duchamp, El Bosco y las cuevas de Altamira un sólo corazón?
Afirmativo.
Puede parecer una respuesta cómoda y politicamente correcta, pero cuando observamos deleitados los diálogos entre artistas de distinto origen social, distinta edad y distintas preferencias, a la conclusión que arribamos es que el contexto histórico y el entorno social es lo que hace que cada artista, refleje las influencias inevitables de su tiempo.
O, mejor dicho, del encuentro de las mencionadas influencias y su ser interno en el territorio de su consciencia artística.
El taller instalado en el alma.
En la última edición de ArteBa, la más grande y ambiciosa, pero no por eso la mejor y la más divertida, los medios irrumpieron de una manera inusitada.
Petinatto pegadísimo a K. El Azem, Catherine Fulop premiando en Rosa Chancho, CQC detrás de Doña Cristina...
A parte de el homenaje a los sesentosos, oficiado y prologado magistralmente por Ana María "Copito" Quijano y el Open Space supermontado por Vazquez Ocampo, redepente:un confesionario de TELEFÉ.
Lo vemos coronando esta nota, ut supra.
La pregunta de rigor, es un código de rigor para la mass media:la enorme mayoria de los que se metían a dar sus impresiones personales-o cualquier boludez- acerca de que es el arte para ellos, ERA un experimento de marketing?
No lo dudo ni un instante.
Y que lo haga la tele es un signo de que la movida del arte merodea ya lo masivo.
Las influencias de los fenómenos sociales surgidos por fuera de las fuentes del poder siempre serán objeto de seguimento.
O de intento de mutación o atracción: cómo cuándo Aníbal primero y Jorgito T después intentaron crear cuales Dexteres Marcusianos el prototipo "Pendejo Alternativo Progre", una regeneración del hippón bolche de Puanero...
Los chimentos, las decisiones, el sexo, las movidas de guita, de galeria; la obra que se contesta a sus antecesoras, las fiestas.
Todo esto es lo que integra la parte inicial del arco productivo del arte.
En el cuál, la obra es el ícono y ya no la musa extramundis.
Aún esto se aplica a las obras que apelan a la fantasía o se adentran en los meandros tangenciales de la abtracciónes...
Por eso Warhol es lo que es: el que succiona a la obra de el megaconventilo, dramático, glamoroso, placentero y vertíginoso termina regresando en una trayectoria como la de un boomerrang: el sistema lo a-cogerá plácidamente "por habernos hecho ver aquello que no habíamos visto antes"
Y todo acerca de las relaciones sociales entre los humanos entorno de la necesidad del arte.
El arte debería ser más que todo esta parte de la vida de tantos que estamos maravillosamente implicados en el arte.
El arte debería ser el santo y seña de nuestra inclaudicable dignidad personal.
De todo el amor que sepamos dar.
O, cómo dirían los Libres y Aceptados Masones:"Sabiduría, Fuerza Y Belleza".

2 comentarios:

ANITA dijo...

Genioooooooooooooo!!

chicavoladora dijo...

idolo pochi
te re amamos!!!

buenisimo poder leerte